Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de Identidad {Nuevo}
Dom Mayo 01, 2016 1:53 am por Edmund Rutledge

» Registro de Grupo {Nuevo}
Dom Mayo 01, 2016 1:34 am por Edmund Rutledge

» Jocelyn Wescott ID
Mar Abr 19, 2016 11:10 am por Jocelyn Wescott

» Olivia J Lafferty ID (En proceso)
Mar Abr 19, 2016 4:41 am por Olivia Lafferty

» Registro de PB {Nuevo}
Mar Abr 19, 2016 3:42 am por Edmund Rutledge

» Modelo de Cronología {Opcional}
Mar Abr 19, 2016 1:55 am por Daphne Rutledge

» Descripción de los Grupos
Dom Abr 17, 2016 3:50 am por Daphne Rutledge

» Lilian Parks ID
Dom Abr 17, 2016 2:28 am por Anthony Rutledge

» Babette A. Repko (ID)
Dom Abr 17, 2016 2:27 am por Anthony Rutledge

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 50 el Miér Jul 19, 2017 9:51 am.
Afiliados Hermanos

Afiliados Élite
The 100 RPG Alohomora
Staff

Ambientación


La familia Rutledge es una familia de renombre, sumamente conocida por toda la sociedad londinense, son dueños de casi la mitad de la ciudad, y es que han heredado propiedades y acciones generación tras generación. No hay una sola persona que no sepa quiénes son estos, además resulta casi imposible olvidarlos considerando que los padres de estos han llamado a sus hijos en orden alfabético conforme fueron naciendo, Anthony, Benedict, Colin, Daphne, Eloise, Francesca, Gregory y Hyacinth Rutledge; aunque nos encontramos en el año 2015, las madres de la sociedad londinense sueña con ver a sus hijos casados con uno de ellos, ya que todos permanecen solteros, salvo por la mayor de las chicas, que está prometida al gran empresario Simon Basset, un buen amigo del mayor de los Rutledge. Pero esta familia esconde un oscuro secreto, mismo que resulta escalofriante de tan solo pensarlo, y lo peor de todo, nadie podría imaginarse jamás que esta gran familia, es nada más y nada menos que un grupo de psicópatas.

Anthony, Benedict, Colin y el mismo Simon, se han dedicado a realizar los asesinatos más ruines que nunca nadie haya visto en la historia, siendo este último posiblemente una de las personas más despiadadas de todos ellos y el posible "maestro" de Anthony. Por supuesto que nadie podría llegar a pensar que esos hombres tan amable con quien se le ponga en frente, correctos, pulcros y educados serían capaces de algo como eso, razón por la cual les resulta más sencillo pasar desapercibidos, pero la situación ha ido mucho más lejos esta vez. Esta vez han decidido abrir un lujoso hotel siete estrellas ubicado en el medio del mar, al que por obvias razones, solo se puede acceder en barco, ¿dónde está el hotel? En el medio de la nada, nadie, salvo ellos y Daphne - quien es la única del resto de la familia enterada de todo y de acuerdo con ello -, saben donde se encuentra ubicado, y por inauguración y como motivo de llevar a cabo durante el primer mes la boda de Daphne y Simon, han acordado invitar a la sociedad más distinguida y adinerada de Londres a las mejores vacaciones de sus vidas durante, supuestamente, 3 meses, mismas que podrían terminar siendo las peores de todas, unas vacaciones de las cuales jamás regresarán gracias a la excéntrica familia y el personal de dicho hotel, que no son más que los fieles seguidores Rutledge.

Claro que el viaje también ha atraído a bastantes criminales tanto conocidos por la policía como completamente desconocidos, la crema innata de Londres irá a pasar sus vacaciones ahí, es el momento perfecto para sacarles su dinero a unos cuantos ricachones, pero sin duda alguna, se han equivocado de lugar, ya que los Rutledge son una familia celosa, nadie toca a sus víctimas, salvo ellos mismos o su gente, ¿te atreverías a desafiarlos? ¿Serías capaz de subirte al barco y conocer el hermoso hotel? ¿Por qué no? Son solo gente normal con intereses un tanto... poco convencionales.

Entra y conocelos a todos!!
Normas

#Tu avatar deberá medir obligatoriamente 220x400.

#La firma tiene que ser de 500x350 como máximo.

#Ponte Nombre y Apellido.

#Haz el expediente y los registros para poder darte color.
Noticias


[17.03.15] ¡Apertura del foro!.

[14.03.15] El mínimo de líneas por post es de 10.

[14.03.15] ¿Has mirado ya nuestros personajes cannon?

[14.03.15] No permitimos el cambio de avatar en los personajes cannon

[14.03.15] Considera hacerte un PJ masculino. Evitemos la sobrepoblación femenina.


Datos Extra

#Te ha sido enviada una invitación a casa donde se menciona que haz sido invitado al nuevo hotel Rutledge para celebrar la inauguración y boda de Daphne Rutledge y Simon Basset.

#Según la invitación, la estancia en el hotel será de solo 3 meses, pero todos sabemos que serán unas vacaciones sin retorno.

#El hotel está en medio del mar, en medio de la nada, por lo que no hay comunicación con la ciudad, y solo se puede regresar en los barcos que los han traído, mismo que solo volverían si Anthony o Simon dan la orden.
Creado por Frozen

Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Invitado el Jue Jul 02, 2015 3:24 am

Estaba demasiado cansada ya de todo, mis días aquí habían sido eternos, primero había estado perdidamente enamorada de Simon desde el momento que lo conocí, era un chico apuesto y cortés, creía que se trataba justamente del hombre perfecto, me había dicho que haríamos un viaje juntos, estaba claro que él era un hombre de mucho dinero y yo... bueno, en realidad solo tenía una casucha a las afueras de la ciudad donde vivía con mi abuela, y tenía meses enteros sin verla, sin saber si estaría bien, si seguiría viva, porque lo único en lo que podía concentrarme estando aquí secuestrada era en morir y nada más, odiaba a Simon más que a nadie en el mundo, a él y a la maldita familia dueña de este maldito lugar, pues el dichoso viaje, había sido directo hacia un mundo de tortura, día con día había sido torturada por lo que parecían guardias de seguridad, y ahora por ellos, los Rutledge y Simon, quien no paraba de recordarme lo estúpida que había sido por creer que un hombre de su posición se fijaría en una chica tonta como yo. Los había visto asesinar personas de forma cruel, despiadada y temía que la próxima fuera yo, incluso nos obligaban a ver cómo lo hacían, donde me encontraba estaban casi todos muertos ya, olía horriblemente mal y llevaba todo este tiempo planeando como sería cuando saliera de aquí, tenía que lograrlo, y juraba por mi familia que me vengaría de todos ellos, Simon iba a casarse o se había casado ya con una Rutledge, se llamaba Daphne según lo que había escuchado y la había visto en fotos, era exactamente una mujer digna de Simon, seguramente involucrada también en todo esto, eso era lo que pensaba hasta que escuché a los guardias decir que ella ignoraba todo, y si lo sabía... estaba segura de que odiaría a sus hermanos tanto como a Simon. El día de hoy era el gran día, y tal vez mi última oportunidad para escaparme, sabía a qué hora los guardias hacían su cambio de almacén a almacén, y aprovecharía ese momento para escabullirme.

Estaba adolorida, mis muñecas y tobillos me ardían por el roce de las cuerdas, había recibido algunos cuantos golpes que posiblemente estuvieran infectados, duré posiblemente horas tratando de zafarme de las cuerdas, me mordí el labio hasta sangrar para no gritar por el dolor que me causaba el quitarme esas cuerdas, pero finalmente lo logré, estaba ya desatada y de acuerdo a la luz que entraba por la rendija de la puerta, sabía que los guardias ya debían de haberse movido, me puse de pie como pude, teniendo que detenerme para evitar el dolor que sentía en cada paso. Simon adoraba a su mujer, y los Rutledge ni se digan, y estaba convencida de que ponerlos en su contra sería un duro golpe para ellos, tanto como lo sería el día que le regresara lo mismo que su familia me había hecho a mi, no sabía cómo, pero debía conseguir que nadie me viera pasear por aquí. Llegué a la puerta y me asomé para ver que no había nadie, estaba asustada, demasiado... las lágrimas corrían por mis mejillas a causa del dolor, del terror que se apoderaba de mi en estos momentos, hacía tanto frío afuera, pero estaba libre al fin, jamás volvería a ser torturada; nadie me vio salir, pero al cabo de lo que me parecieron segundos, comenzaron a moverse para ocupar nuevamente sus puestos, entrar y torturar a todos de nuevo, "antes de dormir" decían ellos, claro, como si pudiéramos dormir después de eso, me sentía temblorosa, mis manos temblaban y no lograba calmarme por más que lo intentara, así que hice lo único que sentía que podía, corrí tan rápido como me fue posible.

Las heridas me ardían, pude sentir como una de ellas se abría y comenzaba a sangrar de nuevo, pero no podía hacer nada más que descansar cerca de alguno de estos árboles, no podía ir con el doctor del hotel, pues ese Benedict Rutledge era una de mis peores pesadillas y la única forma de la que deseaba verlo, era muerto. No me podía quedar aquí y arriesgarme a que me vieran, para esta hora los guardias ya deberían de haber colocado de vuelta las cámaras en su sitio, seguí caminando, pero se me escapó un gemido de dolor que casi me hizo caer al suelo, me sostuve de un árbol, pero alcancé escuchar a alguien acercarse, sentí que mi corazón se salía del pecho, dios santo, me habían descubierto seguramente. La herida en mi pierna dolía demasiado, pero un par de minutos más tarde, me di cuenta de que quien se acercaba, era una chica, parecía huir de algo o alguien, aunque no parecía una ladrona, tampoco una empleada porque no llevaba uniforme y sus ropas de lejos se veían caras, entonces cuando se acercó otro tanto, supe que se trataba de Daphne, cerré los ojos y comencé a moverme de nuevo - Señorita! Ayúdeme por favor - Le pedí entre lágrimas, las cuales ciertamente no eran fingidas, realmente me dolía todo, y el que la hubiera encontrado, no sabía si era o no bueno - Van a volver a atraparme... me matarán! Ayúdeme por favor - Le supliqué esperando no haberme equivocado, era la única persona que podía ayudarme ahora, o eso esperaba que hiciera al menos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Daphne Rutledge el Jue Jul 02, 2015 5:16 am

Tal y como había prometido antes, tenía que descubrir a toda costa qué era lo que me escondían ahí en los almacenes, siempre que preguntaba por ellos a Anthony o a Simon, cambiaban el tema, incluso Will, mi guardaespaldas, inventaba cualquier cosa con tal de hacer que me olvidara de ello, así que por un tiempo, dejé de insistir al respecto, pero estaba aburrida, Simon había ido a hacer algo con Colin por lo de la muerte del embajador, estaba muy preocupada, mis hermanos me aseguraron que no tenían nada que ver y yo les creía, pero eso solamente me preocupaba más, pues ellos también podían estar en peligro, eran hombres con bastantes influencias en Inglaterra y había un asesino dentro del hotel, confiaba en que lo encontrarían, había demasiada seguridad en el hotel, y por eso mismo debía apresurarme si quería conseguir lo que quería - No te preocupes Will, ve a cenar algo, yo estaré aquí en mi habitación, tal vez baje con Anthony, se cuidarme sola y me daré un baño... a no ser que desees venir - Bromeé, solo porque sabía que mis comentarios lo hacían sonrojar, me reí y negué con la cabeza, últimamente, mi nano, como lo llamaba al principio, y yo, nos habíamos hecho buenos amigos, pero no podía decirle a dónde iría porque sabía que no me dejaría, así que me quedé unos 30 minutos dentro de la habitación, el tiempo suficiente para tomar una chaqueta y salir corriendo de ahí. No estaba del todo seguro si iba a poder entrar en los almacenes, pero tal vez podría sacarle a alguno de los guardias qué era lo que mi familia guardaba ahí con tanto recelo como para no dejar que nadie más que ellos se acercara.

Había olvidado que el camino que me llevaba a los almacenes era tan largo, aunque nada me hacía mejor que respirar aire fresco, en realidad me encantaban los bosques, y que el hotel tuviera uno propio, era aún mejor; mientras caminaba, no pude evitar pensar en esa posibilidad que ahora solo podía decir sería lo mejor que me pasara, llevé una mano a mi vientre y entonces lo pensé, tenía que decírselo a Simon, tenía que buscar a Benedict y preguntarle directamente, lo haría temprano por la mañana, claro que primero iría a buscar a mi hermano antes de anunciarlo, ahora debía ocuparme de otras cosas.

Casi llegaba a los almacenes, cuando los gritos de una chica me hicieron dar un salto sorprendida, abrí mucho los ojos cuando se acercó y la vi en ese estado, estaba golpeada, con la ropa sucia y ensangrentada, parecía muy asustada y no tenía idea de qué se suponía que hiciera - Oh dios mío... ¿pero qué te ha pasado? - Le pregunté tocando su hombro de forma instintiva como si con eso esperara tranquilizarla, pues lloraba desconsoladamente - Tranquila, hey... nadie va a hacerte daño, lo prometo, dime quién te ha hecho esto - Le pedí mientras me acercaba a ella para ayudarla a mantenerse en pie, me quité la chaqueta y se la pasé por encima de los hombros mientras la examinaba y notaba la sangre que salía de su pierna - Estás sangrando... - Me cubrí la boca con una mano, no porque me asustara la sangre, sino porque no podía creer lo que veía, vi a nuestro alrededor por si había alguien siguiéndole, maldita sea, cómo hacía falta un maldito teléfono aquí - Voy a ayudarte, ¿si? Me llamo Daphne... no te puedo dejar así, voy... a buscar a mi hermano, él es el médico del hotel y te ayudará... ven conmigo - Le pedí posando mi brazo alrededor de sus hombros esperando se tranquilizara, tenía demasiados golpes, ¿y si había sido el mismo asesino del embajador?

_________________

Daphne Rutledge

A falling star fell from your heart and landed in my eyes, I screamed aloud, as it tore through them, and now it's left me blind. I knew that somehowI could find my way back. Then I heard your heart beating, you were in the darkness too, so I stayed in the darkness with you. ― ♥️
avatar
Daphne Rutledge
Ejecutivos


Mensajes : 266
Fecha de inscripción : 14/03/2015
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://luxuryrutledge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Invitado el Jue Jul 02, 2015 6:46 am

No estaba segura de si lo lograría, tenía tanto tiempo planeando esto, el mismo tiempo que había estado deseando que simplemente me mataran, pero Simon había dicho que me quedaría ahí hasta que él decidiera matarme por su cuenta, lo odiaba y le temía a la vez, el simple hecho de pensar en él, en esos ojos acechándome, cada vez que entraba en el almacén con los otros tres, Anthony, Benedict y Colin, engendrados por el mismo demonio posiblemente, solo deseaba volver a casa, pero sabía que no podría hacerlo hasta que estuvieran todos muertos, y planeaban una boda aquí... ¿por qué? ¿para qué? Esos cuatro solamente tenían planes diabólicos siempre, los matarían a todos, les harían tanto daño como a mi y los demás, estaban todos muertos, solos quedábamos pocos, se les terminaba la "mercancía" con la que alimentaban su obsesión.

Haber corrido siquiera ese tramo me dejó agotada, mis piernas estaban entumidas de haber estado dobladas y amarradas por tanto tiempo, cada vez que cerraba mis ojos los veía a ellos, pero se había terminado, me iria de aquí, y no pude encontrar a nadie mejor que a la mismísima Daphne, no sabía si estaría o no enterada de lo que hacía su familia, pero hoy lo comprobaría, y de no ser así, estaría tan decepcionada, y los odiaría tanto como lo hacía yo, por un momento creí que se iría, pero no fue así, de hecho parecía alguien amable y su preocupación sonaba sincera, tanto que me eché a llorar nuevamente, hacía tanto tiempo que nadie me hablaba como lo hacía ella - Ellos me secuestraron... por favor sáqueme de aquí - Le pedí desconsolada, de repente sentía mi lengua pesada, había esperado correr a decírselo, pero tenía tanto miedo de que alguien me escuchara, la observé pasarme su chaqueta por los hombros y no pude evitar sentirme culpable, ¿por qué demonios tenía que ser tan amable? - No sabe eso... lo han hecho por meses, desde que ese monstruo me trajo aquí... - De pronto lo había dicho ya, pero por alguna razón me congelé cuando mencionó a su hermano, el doctor del hotel, me aparté de ella bruscamente, de modo que fui a dar de nalgas contra el suelo - No! Por favor, se lo ruego... no me lleve con él... él y los otros volverán a encerrarme en ese lugar, ellos me han hecho esto... a mi y a todos los demás que tienen ahí encerrados - Le conté entre lamentos señalando en dirección a los almacenes, no podía, no quería que ellos me vieran, aún no estaba en condiciones para enfrentarme a ellos, y no estaba segura de que algún día lo estuviera.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Daphne Rutledge el Jue Jul 02, 2015 7:54 am

Tenía que haber algo muy grave escondido dentro de los almacenes para que no me quisieran dejar entrar ahí, ¿qué temían que viera? ¿los ingredientes que se usaban en la cocina? Era una completa tontería que esperaran me tragara ese cuento, ya no era una niña, cierto que a veces me comportaba como una, y aunque pensaban que solía ser un tanto inmadura a veces, en realidad podía serlo más de lo debido, que yo no estuviera tan amargada como ellos era otra cosa, sonreí y negué con la cabeza. Nada podía ponerme de mal humor hoy, mis sospechar de esperar un hijo de Simon aumentaban día a día, primero le atribuí todo al estrés, luego a los postres que no podía dejar de comer, amaba el café y ahora me daba asco el simple hecho de pensar en la palabra... me preguntaba si sería niña o niño, fuera lo que fuera, sabía que sería el bebé más hermoso del mundo, y por supuesto, tendría todo lo que merecía. Por poco fui descubierta por un guardia que se dirigía hacia dentro, ¿iba riéndose solo acaso? Alguien tendría alguna buena noche hoy, en realidad no quería esa imagen en mi cabeza, y ahora debía apurarme antes de que Will notara que no estaba ni en la habitación ni en el despacho de Anthony, o peor aún, que alguien se enterara de que lo convencí de dejarme sola, la verdad no quería meterlo en ningún problema, ya me había acostumbrado a su molesta presencia junto a mi, era más divertido que cualquier otro nano, me preguntaba por qué razón Simon habría querido despedirlo cuando yo quise contratarlo.

Cuando me encontré a esta chica en ese estado, no pude evitar pensar en que se trataba del mismo asesino del embajador, pero los golpes en ella eran algo... brutal, salvaje... Pude notar que había estado atada por las llagas que cubrían sus muñecas, ¿qué clase de ser podría haberle hecho esto? No pude evitar abrazarla cuando noté el temblor que la recorría asustada, no quería imaginarme lo que le podían haber hecho - ¿Ellos? ¿Quieres decir que son más de uno? - Le pregunté observándola curiosa y asusta a la vez, entonces se trataba de más que un solo asesino, tal vez alguna banda que se había colado en la lista de invitados, tragué saliva de solo pensarlo y asentí - Lo haré, ahora mismo estamos en medio del mar pero... te mantendré a salvo - Le aseguré esperando que un jodido guardia se apareciera por aquí, ¿dónde rayos estaban todos cuando se les necesitaba? Entonces, lo siguiente que dijo me dejó helada - ¿Meses? ¿Llevas meses encerrada aquí? - Ahora estaba confundida, el hotel no estaba abierto hacía meses, un mes sí, pero meses... Y un monstruo la había traído aquí... - ¿Sabes quién es ese monstruo? - Tenía que dejar de acosarla con mis preguntas, pero no tenía ningún sentido, tal vez tenía fiebre o algo y por eso decía todo aquello, así que le propuse llevarla con Benedict, pero eso solo consiguió asustarla más. Me arrodillé en el suelo junto a ella y tome sus manos buscando su mirada, misma en la que solo podía ver temor, por Benedict... - Él... ¿el doctor del hotel te hizo esto? - Entonces dijo "los otros", no, tenía que ser una broma... ellos me habían prometido no hacerlo nunca más, no podía hablar de mis hermanos... Oh dios, había dicho que había otras personas encerradas... los almacenes; me cubrí la boca con una mano intentando ocultar mi asombro y las lágrimas que ahora salían de mis ojos - ¿Sabes cómo se llaman... todos ellos? - Le pregunté una vez que logré calmarme un poco - No puede ser... ¿cómo te llamas? - Volví a tomar sus manos y esperé a que me lo dijera, simplemente no lograba entender nada de esto, mis hermanos y... Simon, mi esposo - Necesito que me digas dónde está esa gente... tengo que verla... ayudarlos - Le pedí sin poder ocultar mi decepción, intenté calmarme para no alterarla más, pero me parecía algo imposible, y yo tenía que verlo con mis propios ojos, solo así lo creería.

_________________

Daphne Rutledge

A falling star fell from your heart and landed in my eyes, I screamed aloud, as it tore through them, and now it's left me blind. I knew that somehowI could find my way back. Then I heard your heart beating, you were in the darkness too, so I stayed in the darkness with you. ― ♥️
avatar
Daphne Rutledge
Ejecutivos


Mensajes : 266
Fecha de inscripción : 14/03/2015
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://luxuryrutledge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Invitado el Jue Jul 02, 2015 9:28 am

Por un buen rato me olvidé por completo de que lo que buscaba aquí era venganza, Daphne ni siquiera tenía idea de lo que se escondía detrás de esos almacenes, y por el contrario a como lo imaginaba, estaba siendo muy amable y comprensiva conmigo, esperaba que fuera odiosa, cualquier cosa, pero no era así, sino todo lo contrario, y ahora lo único que necesitaba era hablar con alguien al respecto, de hecho no me importaba hablar de cualquier cosa, pero ya no quería estar encerrada más tiempo, además sabía que yo era la siguiente, no quedaba nadie vivo donde estaba, aunque era el almacén con menos gente dentro. ¿Cómo era posible que una chica como ella fuera hermana de unos asesinos? Sin duda alguna la vida no parecía ser muy justa, pero me parecía imposible que no supiera de la obsesión que tenían sus hermanos y su marido, más sin embargo, tampoco me parecía que fuera su cómplice, o simplemente me estaba dejando guiar por su trato tan cordial hacia mi persona, cosa que agradecía, pues lo único que me había escuchado durante meses a las personas que se dirigían a mi, eran gritos, insultos, golpes... todo lo contrario a lo que ella hacía ahora - Haré todo lo que me pida, pero por favor no me haga volver a ese lugar - Lo único que podía pedirle, era que me llevara con ella, no sabía a donde, solo no quería más estar sola, me tomó por sorpresa que me abrazara con esa actitud protectora, y lo único que pude hacer fue llorar y agradecerle en silencio por ese gesto, ella no tenía la culpa de nada de lo que me había pasado, sabía bien eso.

Asentí cuando me preguntó si eran más de uno, en realidad eran muchos más si contábamos que todo el personal del hotel estaba involucrado, pero a ellos no les temía tanto como a ellos, aquellos que parecían llevar al demonio dentro - Son cuatro... si no contamos a todos los que trabajan para ellos - Me encogí de hombros mientras volteaba a ver que no viniera nadie a buscarme, aunque creía o esperaba al menos estar segura con Daphne aquí, en medio del mar... lo había olvidado por completo, no había forma de que pudiera irme de aquí, pero asentí cuando me dijo que me mantendría a salvo, así que le conté un poco - Sí... no sé cuánto tiempo ha pasado desde que llegué pero... le aseguro que han sido los más largos de toda mi vida - Continué diciendo, pero ella seguía haciéndome preguntas, miré en dirección a su mano, el anillo de matrimonio estaba en su dedo, y entonces asentí - Ese monstruo es Simon... Basset, me trajo aquí y... - Las lágrimas me impidieron hablar por unos segundos antes de poder continuar respondiendo a lo que me había preguntado, la miré a los ojos y sin darme cuenta apreté sus manos también notando como esta conversación le afectaba - No fue solo él... sus nombres son en... orden alfabético, Anthony, Benedict y Colin - Guardé silencio, pues su nombre era con D, lo que decía que era la siguiente, y supe que había notado que sabía que ella también era una Rutledge - Jennifer... es mi nombre - Le dije logrando calmarme un poco; negué con la cabeza cuando dijo que debía ayudarlos - No puede hacer eso... están todos muertos, los han matado... - Apreté su mano con más fuerza para que no fuera ahí, no quería quedarme sola y si ella iba, entonces me encontrarían - Están en los almacenes... pero por favor no me deje aquí sola - Le pedí esperando en realidad que no lo hiciera, aunque no parecía ser de las que se quedaban de brazos cruzados.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Daphne Rutledge el Vie Jul 03, 2015 5:16 am

No entendía cómo era posible que hubiera ocurrido todo esto a una chica tan joven como ella, no podía tener más que a lo mucho mi edad, el hotel era un lugar repleto de guardias, incluso había policías ahora, cómo demonios había pasado esto y nadie lo había notado, no sabía si eran o muy malos en su trabajo o esta chica tuvo la mala suerte de haber estado en el momento equivocado y por eso le habían hecho todo esto, aún así, dudaba tanto que ella pudiera haberle hecho algo a alguien para que la lastimara de esa forma, aún cuando así hubiera sido, nadie tenía ningún derecho a tratar así a otra persona, si tan solo supiera quién había sido capaz de esto... tenía que hablar cuanto antes con Simon de esto - Por supuesto que no te haré volver ahí - Le aseguré con una ligera sonrisa, esperando que confiara en mi, obviamente tenía que sacarla de aquí, al menos del bosque y buscar una forma de curar sus heridas que posiblemente ya estarían infectadas. Mucho menos iba a pedirle nada, solo quería que me explicara a que se refería con lo que decía, la escuché atenta, los únicos que tenía entendido que venían acá eran mis hermanos, si el hotel estaba vacío, se habrían dado cuenta de que había alguien secuestrada aquí, no me imaginaba todo lo que esta chica había hecho para escapar de ese horroroso lugar.

Abrí la boca para decir algo, pero volví a cerrarla de inmediato, cuatro asesinos... dios santo, cómo se suponía que la policía los encontraría si además de todo tenían gente trabajando para ellos, pero aquí era donde todo dejaba de tener sentido, ¿invitados trabajando para ellos? Ninguno parecía de esa clase de personas, a menos que fuera algún empleado del hotel... no, todos eran de la absoluta confianza de mis hermanos, tenían que estar bien certificados o Anthony jamás aceptaría contratarlos, era demasiado obsesivo para pasarlo por alto - No puede ser... ¿cómo es posible que nadie se diera cuenta de esto? - Pregunté a nadie en específico bastante impresionada - ¿Los que trabajan para ellos... son empleados de hotel? - Pasé mis manos por mi cabello en un gesto de desespero por no poder comprenderla, obviamente me imaginaba que había vivido un infierno, pero no fue hasta que me dijo el nombre que sentí como todo mi mundo se venía abajo, me cubrí la boca con la mano al sentir como mis ojos se llenaban de lágrimas - Simon... No puede... Él no puede haber hecho esto - Me puse de pie mientras sostenía mi cabeza entre ambas manos sin poder creerlo, le pedí que me contara del resto, y entonces no pude contener las lágrimas por más tiempo - No... por favor, tienes que decirme que es mentira... Ellos... - Negué con la cabeza, no podía decir que no serían capaces porque sabía que lo eran, mis hermanos, Simon... los cuatro eran unos monstruos, unos asesinos... era una tonta, ¿cómo había podido confiar en ellos? - No sabes como lo siento Jennifer... - Le dije poniéndome en cuclillas - Tienes que confiar en mi, volveré por ti... te lo juro, y te ayudaré, ni Simon ni Anthony... nadie volverá a lastimarte jamás... tienes mi palabra - Le aseguré entre lágrimas, me aseguraría de eso, de que nadie jamás volviera a ponerle una mano encima - Espérame aquí, mantente escondida, necesito comprobar con mis propios ojos que mis herm... que esas personas son unos asesinos - Miré a mi alrededor para asegurarme de que nadie venía hacia esta dirección y me fui en dirección a los almacenes.

Si ella había salido, yo tenía que poder entrar, había la luz suficiente como para ver por donde iba, finalmente llegué a los almacenes, por alguna razón no podía parar de llorar, pero esa chica debía estar mintiendo, eran mis hermanos, mi esposo... adoraba a esos chicos más que a mi misma y ahora me enteraba de esto... El hombre que cuidaba la puerta se había quedado dormido junto a la puerta, así que simplemente me acerqué y abrí la puerta, parecían haberla usado hace poco, la luz aún estaba encendida dentro. Un olor putrefacto me hizo casi vomitar, tuve que taparme la nariz con el dorso de la mano mientras caminaba, solo veía cajas por todos lados, pero el hedor se hacía más fuerte en cada paso que daba, tosí un poco haciendo una mueca de asco, y lo siguiente que supe fue que pisé algo... aunque más bien era alguien - Oh por dios... - Esta vez me sentía más bien asustada por todo esto, me cubrí la boca solo para no gritar como una demente, todos estos cuerpo mutilados... destrozados y ensangrentados, al otro lado había una especie de puerta, y unas hojas en esta, la tomé y entonces leí lo que parecía una lista, nombres, edades y empleos de todos los que estaban aquí supuse... parecían estar marcadas las... torturas o lo que hubieran hecho, pero reconocí las firmas de inmediato de Colin, luego la de Anthony, la de Benedict y finalmente la de Simon, todo lo que Jennifer me había dicho era cierto, y simplemente no podía resistirlo por más tiempo. Salí corriendo del almacén sin importarme ni los guardias ni nada, azoté la puerta hasta escuchar un "Señora Basset!" - Cállate... dile a alguien que me viste aquí y te juro que terminarás como todos los de ahí dentro - Le grité al mismo tiempo que le lanzaba los papeles a la cara y salía corriendo. Sentía el corazón y la respiración acelerados, esto era demasiado incluso para mi, llegué a donde dejé a la chica antes y la ayudé a ponerse en pie - Tenemos que irnos de aquí, debe de haber habitaciones disponibles... entrarás sin que nadie te vea mientras yo busco algo de ropa para ti - Le expliqué mientras nos poníamos en marcha en dirección a la parte trasera del hotel, nadie la vería entrar por ahí, y yo me encargaría de buscarle un sitio para que pasara la noche y... se escondiera también.

_________________

Daphne Rutledge

A falling star fell from your heart and landed in my eyes, I screamed aloud, as it tore through them, and now it's left me blind. I knew that somehowI could find my way back. Then I heard your heart beating, you were in the darkness too, so I stayed in the darkness with you. ― ♥️
avatar
Daphne Rutledge
Ejecutivos


Mensajes : 266
Fecha de inscripción : 14/03/2015
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://luxuryrutledge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Invitado el Vie Jul 03, 2015 7:27 am

No me quedaba más remedio que creer en ella, era la única persona a la que podía aferrarme ahora mismo, era la única persona a la que conocía ahora mismo, la única persona que no quería matarme aquí afuera, así que confiaría en su palabra, simplemente asentí cuando me dijo que no me haría volver ahí, le devolví la sonrisa de manera breve, cuando salí de se asqueroso lugar, me había prometido que iba a odiar a esta mujer, pero parecía imposible para mi hacerlo, especialmente cuando se portaba tan bien conmigo, entendía bien por qué Simon se había fijado en ella, pero, ¿y si éste le hacía lo mismo a ella luego? Ese hombre era un monstruo junto con los otros tres, no podía decir que no se lo harían ella, pues los creía capaces de hacer cualquier cosa, incluso hacerle daño a su propia hermana - No lo entiende señorita Daphne... todos en éste lugar están de su lado, los empleados están enterados de todo lo que ocurre... son sus cómplices - Le expliqué detalladamente, no pude evitar ver en todas direcciones para comprobar que nadie nos escuchaba, que no había cámaras también aquí o cualquier otra cosa que pudiera meterme en problemas, estaba resignada a morir aquí, pero ya no más, lo había deseado tantas veces, pero jamás llegó ese momento, y ahora había conseguido salir, y lo único que necesitaba ahora era recuperarme, me sentía sucia, enferma, hambrienta... quería saber si mi abuela estaba bien, si algún día volvería a verla - Sé que usted es su esposa... pero le juro que estoy diciendo la verdad... por favor no le diga ni a él ni a sus hermanos que he escapado - Le supliqué juntando mis manos antes de echarme a llorar de nuevo, si lo hacía, sin duda alguna estaría muerta - No... - Le dije casi por instinto cuando me dijo que lo sentía - Nada de esto ha sido culpa suya - Tal vez solo debía ir a por ellos y dejarla en paz tan pronto como me recuperara, pero una vez que me fuera de aquí, no quería volver a saber nada ni de Simon ni de los Rutledge - La esperaré aquí... tenga mucho cuidado, los guardias no deben verla - Le advertí antes de que se marchara, y simplemente la vi irse de aquí, pensando en si realmente confiaría en su palabra o no, pues bien podía decirle a alguno de ellos que me había escapado, digo, era su familia después de todo.

Permanecí donde me dijo escondida, apretando la herida en mi pierna de vez en cuando para detener la hemorragia, aunque ahora que estaba aquí sentada había cesado ya un poco. Los minutos que pasaron me parecieron horas y me aferré a la chaqueta que me había prestado hacía un rato, pero al cabo de un rato regresó, parecía muy afectada, tanto que sentí pena por ella, debía ser horrible enterarse de golpe de todo esto, que las personas de tu familia eran asesinos... - De verdad lo lamento... - Le dije sinceramente mientras tomaba su mano para dejar que me ayudara a ponerme en pie, me asustaba un tanto su idea de instalarme en una habitación del hotel, ahí podían encontrarme... - Yo no sé si es buena idea... ¿qué pasará si me encuentra ahí alguien del personal? - Le pregunté mientras la seguía, aunque sus palabras me resultaban tranquilizantes, así que solo decidí obedecerla, y con un asentimiento, entré a escondidas al hotel, entrando a lo que parecía una habitación que daba a los ascensores, supuse que nos encontraríamos aquí, por si acaso, simplemente esperé a ver si ella entraba en algún momento antes de presionar cualquier botón.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Daphne Rutledge el Vie Jul 03, 2015 9:18 pm

¿Cómo demonios se suponía que no le creyera lo que me decía? Yo misma la estaba viendo en este estado, y como si eso no fuera poco, sabía que algún día habían llegado a matar a alguien, claro que sabía que se trataba de una especie de venganza por algo que hicieron y que luego se les había salido de las manos, incluso había dado por hecho que se debía a que tenían muchos enemigos por todo lo que tenían, mil excusas para justificarlos, pero ahora ya no había nada, no tenía la menor duda de que esta chica era inocente, y de no ser así, ¿por qué no simplemente matarla y ya? ¿por qué prolongar su sufrimiento de modo tan cruel? - Los empleados... ¿quieres decir que son como una... mafia? - Más que una pregunta era una afirmación, negué con la cabeza aún consternada, iba a matarlos yo misma, la policía no encontraría a ningún simple asesino del embajador, porque había 4, cientos si metíamos al personal; incluso el mismo Will debía tener que ver en esto, él lo sabía todo y por eso no me había dejado entrar al almacén el otro día, lo había visto cuidando los almacenes, incluso él mismo me mentía - Te creo - Le dije luego de escucharla, aunque me dejó con curiosidad que supiera que yo era la esposa de Simon - Por supuesto que no le diré a nadie de ti, voy a ayudarte... ellos no tienen por qué enterarse - Le sonreí nuevamente, casi de manera forzada, pues lo único en lo que pensaba era en ir a ver qué era lo que me escondían, solo sabía que lo que fuera que encontrara ahí, no me iba a gustar.

Obviamente todo aquello estaría en mi cabeza por siempre, era lo más horroroso que había visto en mi vida, no quería imaginarme cuánto habrían sufrido esas personas en manos de mi familia, de sus malditos empleados a los que en numerosas ocasiones había intentado defender por no tener tiempo libre, volví por Jennifer para llevarla al hotel, sabía que no era cien por ciento seguro, pero necesitaba reponerse, comer algo y luego buscaría cómo sacarla de aquí - Me encargaré de que nadie te encuentre, solo personas de mi confianza, pero yo vendré a buscarte siempre para mantenerte al tanto, solo espérame aquí - Le pedí antes de irme por el otro lado para entrar por el frente, todos los que trabajaban aquí, no eran más que un montón de asesinos, cómplices de mis hermanos. Llegué a la recepción y toqué como una loca la campana hasta que una mujer que parecía asustada se acercó a atenderme con un "Señora Basset, ¿en qué puedo ayudarla?" - Mi apellido es Rutledge, no vuelvas a llamarme así - Le dije de mala gana quitándome las lágrimas de los ojos con una mano - Quiero una habitación desocupada - La mujer comenzó a decirme algunas con sus características y por un segundo pensé en ahorcarla, así que la interrumpí - La más alejada de las demás... - Repliqué hasta que me registró y dio un par de tarjetas electrónicas - Escúchame bien, no quiero que nadie se entere de esto, nadie entra a esa habitación sin mi autorización, ni siquiera Anthony o Simon... ni siquiera a limpiarlo a menos que yo lo ordene, ¿me haz entendido? - La chica asintió y entonces pensé en lo que debía hacer ahora mismo - Llama a Anthony, Benedict, Colin y a Simon - "Los señores Anthony y Simon están trabajando en el despacho señora Ba... Rutlege, y sus hermanos deben estar dormidos, son las 2 de la mañana", replicó la chica - Me importa una mierda, los vas a llamar y les dirás que los quiero en mi habitación en media hora, no me importa si tienes que ir personalmente a despertar a Benedict y a Colin y arrastrarlos juntos con los otros dos... llámalos ahora mismo - Tomé el teléfono y se lo lancé para que comenzar a trabajar, después de eso me fui hacia el área de souvenirs para tomar algunas cuantas cosas, ropa y zapatos, luego buscaría algo más para Jennifer, por lo pronto debía cambiarse lo que traía - ¿Nos vamos? - Le pregunté una vez que entré en el ascensor y le expliqué lo que haríamos, solamente nosotras sabríamos de esta habitación.

_________________

Daphne Rutledge

A falling star fell from your heart and landed in my eyes, I screamed aloud, as it tore through them, and now it's left me blind. I knew that somehowI could find my way back. Then I heard your heart beating, you were in the darkness too, so I stayed in the darkness with you. ― ♥️
avatar
Daphne Rutledge
Ejecutivos


Mensajes : 266
Fecha de inscripción : 14/03/2015
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://luxuryrutledge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Open your eyes miss || Daphne Rutledge

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.